Un hombre se desacato y rompió 2000 expedientes en Rosario

|

El 1 de enero en la ciudad de Rosario, departamento de Colonia, se recordará como un día de locura y violencia luego de que un vecino ingresara al Juzgado y rompiera todo a su paso, incluyendo más de 2.000 expedientes que acabaron en el piso.

El hombre, a primera hora de este martes, entró a la sede judicial, ubicada sobre la calle Sarandí, y "realizó daños de considerable dimensión", según señaló la fiscal del caso Silvana Arredondo en el documento de formalización.

Tras romper un vidrio y una malla metálica en el Juzgado logró entrar y allí tiró dos estanterías metálicas que tenían 150 cajas de plástico con cerca de 2.000 expedientes archivados, que cayeron al piso.

"Al llegar la Policía la situación de desorden era terrible, los expedientes tenían manchas de sangre, así como en las escaleras y en el piso", indicó la fiscal.

Además, según declaró la actuaria de la sede, arreglar el desorden "insumirá muchos días y recursos para dejar medianamente las cosas en el estado que estaban". Eso, si los expedientes no fueron destruidos por la violencia.

El hombre continuó su camino de furia y se dirigió hacia la seccional policial, donde en la calle comenzó a golpear un patrullero. Luego, entró, insultó a los funcionarios y pidió por la liberación de una amigo que estaba recluido en el Instituto Nacional de Rehabilitación.

Además, manchó con sangre las paredes del edificio, le pegó a un subcomisario y salió corriendo hacia la calle, donde comenzó una persecución a pie y con un móvil policial. Tras varios segundos, el hombre fue reducido, mientras golpeaba a varios policiales.

Finalmente, fue detenido y conducido ante la Fiscalía, quien logró su formalización y la medida preventiva de 120 días mientras continúan las investigaciones. Fuente Telenoche. Foto archivo ilustrativa.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.