Comisión Departamental del Partido Nacional de Colonia recordó a Wilson

|

Hoy 28 de enero de 2019 se cumplen 100 años del nacimiento de Wilson Ferreira Aldunate. “Con este motivo, la Comisión Departamental del Partido Nacional, como lo hace cada año, depositó un ramo de flores, destaca el comunicado de prensa.

A las 20:30 horas en Carmelo, frente al Puerto Comercial, se realizó un acto en que se testimonió el recuerdo a la figura de Wilson Ferreira Aldunate.

Comunicado:

“El 28 de enero de 1919 nacía en Nico Pérez, Dpto. de Lavalleja, Wilson Ferreira Aldunate, en una familia blanca, y en un momento histórico muy particular de la República. Sólo 15 años antes había culminado la última revolución acaudillada por Aparicio Saravia, recién se estaban apagando sus ecos, y la ciudad donde transcurriría la infancia de Wilson, Melo, había sido escenario principal aquellos episodios…


Algunos años después, el joven estudiante de derecho, ya en Montevideo, vive la fermental mitad del siglo XX, se entrega a la militancia partidaria y el accionar político en el Partido Nacional, donde su pluma y su voz comienzan a hacerse escuchar.

En 1958, en medio de una ascendente carrera en el Nacionalismo Independiente, y en ocasión de la gran victoria del Partido Nacional unificado, es electo Representante Nacional por el Departamento de Colonia -nuestro gran orgullo-, hecho que marca -con su ingreso titular al Parlamento-, el resto de su vida personal y política.

Fue sucesivamente Ministro de Ganadería y Agricultura y Senador de la República, creó la primer “usina” de ideas para pensar el Uruguay del futuro, la CIDE, rodeándose de lo mejor del espectro académico y político del momento -sobre todo jóvenes-, y se catapultó como un líder de proyección nacional.

Candidato a la presidencia en 1971, generó una arrolladora ola de esperanza compartida. Llega la oscura noche de la tiranía dictatorial, se erige en el “vengador de la República”, se exilia en Londres en 1976, y vuelto al país en 1984 es encarcelado, proscripto e impedido de participar en las primeras elecciones a realizarse en ese año. La noche de su salida de la prisión, con la democracia restaurada pero su Partido relegado en las urnas, celebra el memorable discurso de la explanada de la Intendencia de Montevideo, ofreciendo generosamente la “gobernabilidad” imprescindible para reencauzar al país.

Allí emerge el estadista, el hombre que dijo “…al país todo, al gobierno lo que se merezca…”, y se termina de consolidar la imagen del más grande conductor de masas de la segunda mitad del siglo XX. Su visión y sus claros conceptos, expresados con fina ironía, sutil humor y brutal contundencia, marcaron a varias generaciones de nacionalistas para siempre.

Hoy, esa figura nacida políticamente en el Partido Nacional, es admirado y citado por el conjunto de la sociedad y el espectro político. Su legado atemporal es un faro-guía hacia el futuro.

Sus adversarios de antes hoy lo respetan. Carmelo Portal

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.