La pandemia de la inseguridad no cesa: 8 muertos en una semana

Getting your Trinity Audio player ready...

Las muertes violentas no cesan en Uruguay. Mientras el país, como gran parte del mundo, atraviesa la pandemia generada por el Covid-19, entre horas de la noche del viernes 20 y la madrugada de ayer ocurrieron cuatro crímenes, según informó a El País la fiscal especializada en Homicidios, Mirta Morales.

“Solo me pude enterar con detalles de uno de los casos. Del resto no tengo muchos elementos. El número de homicidios es alto”, dijo Morales.

Por disposición de la Fiscalía de Corte la gran mayoría de los fiscales están trabajando desde sus casas y solo en casos de necesidad acuden a audiencias en juzgados o a tomar declaraciones en la Fiscalía.

Los crímenes enumerados por Morales eran investigados ayer por fiscales de Flagrancia.

Según la fiscal de Homicidios, estos fiscales le informarán en la próxima semana sobre sus actuaciones, salvo que surjan avances en las investigaciones. Es decir, las indagatorias sobre esos casos no están detenidas, dijo la fiscal.

Por su parte, el también fiscal especializado en Homicidios, Juan Gómez, dijo que intervino en dos casos de asesinato de mujeres por parte de sus parejas.

En uno de los hechos, Gómez solicitó a la Justicia el inicio del proceso penal contra un retirado policial de 59 años que atacó a su pareja con una piedra y le golpeó la cabeza. El hecho ocurrió en la rambla de Montevideo, a la altura de la Ciudad Vieja. Un policía que pasaba por el lugar intervino.

Según consignó La Diaria, la mujer falleció el viernes 13. El homicida tenía puesta una tobillera electrónica por denuncias de violencia doméstica por parte de una pareja anterior.

Gómez dijo que también investigaba otro crimen a una muchacha cometido por su pareja. El fiscal considera que se trata de un homicidio muy especialmente agravado por nexo de concubinato.

“En este caso no hay indicio de que el crimen ocurrió por menosprecio a la mujer o porque esta quería terminar con la relación”, explicó Gómez.

Y agregó: “En mi turno, que fue del 1° al 15 de marzo ocurrieron estos dos hechos. Los dos formalizados cumplen 180 días de medidas cautelares (prisión). Los dos casos están aclarados”.

El domingo 8 la Policía de Maldonado encontró en la ruta 9 a la altura del kilómetro 160 el cuerpo sin vida de Gloria Castellanos, la mujer de 65 años que se encontraba desaparecida desde el viernes 6.

La búsqueda se había iniciado luego de que encontraran a un hombre que se había ahorcado y que estaba en el auto que era propiedad de la mujer.

“Días atrás, una persona, que conducía un vehículo a nombre de la mujer, se autoeliminó mediante ahorcamiento en la zona de Solanas”, informó a El País Joe López, vocero de la jefatura de Maldonado.

Ese domingo los efectivos policiales realizaron un operativo que se desplegó en Solanas y que luego se traslado a una zona cercana a la entrada del Faro de José Ignacio, donde finalmente fue encontrada la víctima.

El sábado 14 ocurrió el cuarto caso de muerte violenta de una mujer. Según informó Montevideo Portal, la Policía ingresó a una casa ubicada en el barrio Jacinto Vera. Adentro se encontraba el cuerpo de Zulema Silva, de 74 años.

A pocos metros, se hallaba el cuerpo de su pareja, de 75 años, que se había autoeliminado tras dar muerte a Silva.
La mujer fue ultimada con un cuchillo.

Flagelo.

Estos cuatro femicidios determinaron que el viernes pasado a las 21 horas se convocara a un caceroleo feminista para alertar ante esta situación, movilización que se escuchó en varios barrios de Montevideo.

Al 30 de noviembre de 2019 fueron 19 las víctimas tipificadas como femicidios en Uruguay. ONU Mujeres, el Instituto Nacional de las Mujeres/Mides y la Red Uruguaya contra la Violencia Doméstica y Sexual definieron pronunciarse declarando el día 4 de diciembre un duelo nacional.

Según datos estadísticos del Ministerio del Interior, entre los meses de enero y octubre de 2019 se registraron 32.721 denuncias por violencia doméstica, lo que representa un promedio de 108 denuncias diarias, o sea una denuncia cada 13 minutos en el país.

Hasta noviembre de 2019 se habían registrado 19 femicidios y 15 intentos; cada 10 días se produjo un femicidio o intento de femicidio.

De los casos ocurridos, el 87,5% fueron en el ámbito íntimo (parejas y exparejas), y el 12,5% en el familiar. En el 68,8% de los casos no existía una denuncia previa mientras que en el 31,2% sí la había. Al menos 20 niños, niñas y adolescentes quedaron huérfanos por estos asesinatos en el 2019.