GeneralULTIMO MOMENTO

Uruguay exportó carpinchos para mascotas a Taiwán

Getting your Trinity Audio player ready...

Uruguay exportó carpinchos a Taiwán, viajaron en avión con pañales y los esperan con piscina.
Los animales viajan en jaulas de madera individuales. Serán utilizados como mascotas.

Uruguay exportó 15 carpinchos (machos y hembras) a Taiwán. Los animales, procedentes de un criadero ubicado en Maldonado, llamado Los Capibaras, serán utilizados como mascotas, informó a El Observador Martín Altuna, director de la División de Sanidad del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

Sandra Acosta, encargada de Comercio Internacional de esa división explicó que esta no es la primera vez que se realiza una exportación de este tipo, dado que ya se han enviado animales a China y Tailandia otras veces, y que por lo general, los ejemplares se comercializan para que vivan en reservas. La empresa Los Capibaras, única en exportar estos animales en el país hasta el momento, comenzó con su negocio de exportación hace tres años, informó Walter Cabrera, dueño del lugar.

Los carpinchos, que salieron de Uruguay este martes, viajan en avión y se prevé que estén en tránsito dos días. Por lo largo del viaje y para cumplir con normas internacionales de bienestar animal, cada uno viaja en una jaula de madera, con alimento y agua, además, llevan puestos pañales, explicó Acosta.

Harán varias escalas antes de llegar a Taiwán, en cada una se los sacará de la jaula para que caminen y en el destino los esperan con piscinas, detalló.
Mercado no tradicional

Desde el MGAP expresaron que “este embarque representa una exportación no tradicional”.

En la última exportación, que también fue realizada por el criadero fernandino, se enviaron 20 animales. Acosta indicó que los encargados de Los Capibara “son gente muy experiente, y los animales siempre han sido exportados con mucho éxito”.

El valor al que se comercializó cada ejemplar no fue compartido por la empresa.

Para realizar la exportación el criadero debe cumplir con varias normativas internacionales, por ejemplo, los animales no pueden ser capturados de la naturaleza, sino que debieron ser criados en cautiverio.

Acosta aseguró que si bien no es lo más tradicional, este es un mercado que está abierto para Uruguay, y los destinos que más demuestran interés son los de Taiwán, Tailandia y China.

Los animales se enviaron con un microchip de identificación, para su transporte y tenencia, el mismo, que “es tan pequeño como un grano de arroz”, según explica la página web del criadero, su uso se sugiere por parte de la empresa por ejemplo para que los animales no sean cambiados por otros. Los microchips son imposibles de sacar, por lo que le brindan una garantía tanto al criadero como a los compradores, se indicó. Fuente: El Observador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *