Vicepresidenta Dina Boluarte asume el mando en Perú tras destitución de Pedro Castillo

La vicepresidenta de Perú, Dina Boluarte, asumió el mando del país luego de la destitución por “incapacidad moral” del mandatario Pedro Castillo por parte del Congreso. El exmandatario fue detenido este miércoles y se encuentra en la sede de la prefectura de la Policía de Lima, poco después de ser destituido por el Congreso y de ser mayoritariamente acusado de haber intentado perpetrar un golpe de Estado.

“Asumo de acuerdo con la Constitución de Perú, desde este momento hasta el 26 de julio de 2026”, cuando estaba previsto el fin del mandato de Castillo, dijo Boluarte, una abogada de 60 años que es la primera mujer en presidir Perú, dirigiéndose al Parlamento.

José Williams, presidente del Congreso, expresó: “El Congreso de la República ha restituido el orden democrático y constitucional, declarando la vacancia de la presidencia de Pedro Castillo, y ha tomado juramento a la vicepresidenta Dina Boluarte”.
Este miércoles Boluarte denunció “un golpe de Estado” tras la decisión de Castillo de disolver el Congreso e instaurar un gobierno de emergencia.

“Rechazo la decisión de Pedro Castillo de perpetrar el quiebre del orden constitucional con el cierre del Congreso. Se trata de un golpe de Estado que agrava la crisis política e institucional que la sociedad peruana tendrá que superar con estricto apego a la ley”, indicó Boluarte en Twitter.

La previa

El pleno del Congreso de Perú citó a Boularte para que jure como nueva jefa de Estado, en reemplazo del destituido Pedro Castillo. Con 101 de 130 votos a favor, la decisión del Congreso se basó en la “permanente incapacidad moral” de Castillo, después de que este anunciara la disolución del Legislativo y declarara un Gobierno de excepción de emergencia, lo que fue calificado como un golpe de Estado por diferentes voces, incluida Boularte.

Previo a esto el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA) y la Policía Nacional de Perú (PNP) alertaron que no acatarían ningún acto contrario al orden constitucional.

“Cualquier acto contrario al orden constitucional establecido, constituye una infracción a la Constitución y genera el no acatamiento por parte de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú”, señalaron el CCFFAA y la PNP en un comunicado.

Agregaron que ambas instituciones son “respetuosas” del orden constitucional que establece el artículo 134 de la carta magna, según el cual el presidente del país solo está facultado para disolver el Congreso si este ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros.

A su vez, la presidenta del Poder Judicial peruano, Elvia Barrios, hizo un llamado a la ciudadanía a “mantenerse vigilante en defensa del Estado democrático y de derecho”, horas después del anuncio del mandatario.

“Continuaremos luchando firmemente contra la corrupción y condenamos todas las acciones que quiebren todo el orden constitucional y legal”, sostuvo la jerarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.