El uno por uno de Uruguay

Una defensa que cumplió con su cometido fue uno de los aspectos resaltables de un equipo celeste que no generó demasiado juego ofensivo.

Sergio Rochet: No tuvo que entrar en acción. Casi no le patearon y más allá de alguna salida tras centros o córners, no tuvo trabajo alguno. Sacó una pelota de cabeza al borde del área ante una contra complicada, pero también regaló una saliendo con los pies que pudo costar caro.

Martín Cáceres: Se dedicó a defender, principalmente a Son y casi no se mandó al ataque. Cuando fue necesario cortó con pierna fuerte. Trabajó mucho para cerrar el sector y mayormente ganó en la acciones en las que fue exigido.

Diego Godín: Seguro en lo suyo, sin complicarse para nada y si tuvo que sacar alguna pelota con un zapatazo fuerte no lo dudó. Desplazamientos cortos y asegurando, no se expuso a la velocidad de sus adversarios y con ello fue efectivo. Tuvo un cabezazo que reventó el palo tras un córner en una de las más claras celestes..

José María Giménez: Jugó como zaguero por izquierda, trató de cubrir su espacio y asistir a Mathías Olivera cuando los coreanos apostaron a volcar su fútbol por esa banda. Colocó algún pase largo preciso y perdió alguna en la salida. Personalidad al servicio de Alonso y compañía.

Mathías Olivera: Tuvo muchísimo trabajo en el primer tiempo con la subida del lateral Moon-Hwan Kim y el delantero Kim Sang-Ho Na. Se desdobló en ataque varias veces en la primera etapa y lideró una contra donde falló en asistir a Núñez cuando estaba solo. En el complemento se fue cansando y terminó siendo reemplazado por Viña.

Rodrigo Bentancur: Fue el volante más retrasado a la hora de marcar, pero también para tratar de sacar el balón limpio a la hora de jugar desde el fondo.Mejoró en el complemento donde participó mucho más pero sin brillar.

Matías Vecino: De los volantes, fue el encargado de lanzar la presión alta y el que más libertad tuvo para el desdoble de todos. No pesó en el juego pero trató de ser balance constante. Se entregó desde la físico pero no aportó lo esperado a nivel de juego y colaboración con sus compañeros. Salió a los 78′ por De La Cruz.

Federico Valverde: Muy atado. Desplegó su estupenda condición física para cubrir toda la banda derecha, aportando mucho desde lo defensivo en los relevos. En ataque tuvo un remate que se fue alto pasado los 30′. Fue uno de los elegidos por los coreanos para doblarlo y no dejarlo participar mucho del trámite. Luego se centralizó pero tampoco pudo ser factor de cambio para el equipo, aunque a los 89′ reventó una pelota en el palo tras tremendo zapatazo.

Facundo Pellistri: En el mano a mano con pelota dominada muchas veces no pudo desnivelar ante la velocidad de los defensores. Si lo hizo en alguna oportunidad ganando las espaldas para recibir pases largos como se dio tras un pase de Giménez que luego puso al medio. En los segundos 45′ tiró algún centro pero sin conectar con nadie. 

Darwin Núñez: Luchó todo el partido, colaboró muchísimo en la marca y casi no fue habilitado en la zona donde es preponderante. Muchísimas ganas, en velocidad, lanzado, es muy complejo de controlar para sus rivales, pero con alguna duda a la hora del pase final, más jugando como extremo. Cuando pasó a una colocación más central con Cavani, funcionó mejor. Tuvo un remate cruzado que se fue cerca.

Luis Suárez: En el primer tiempo no entró en juego, pasó desapercibido y se perdió entre los zagueros asiáticos. Casi no fue asistido y tampoco logró gestar desde lo individual. La tocó poco y nada, saliendo a los 63’ por Edinson Cavani.

INGRESARON

Edinson Cavani: Ingresó a los 63’ por Suárez. Le dio otra presencia al ataque, aunque tampoco fue demasiado habilitado.

Matías Viña: Ingresó por Olivera a los 78′.

Nicolás De La Cruz: Ingresó por Vecino a los 78′.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.