POLICIALESULTIMO MOMENTO

Un Policía confesó que mató al anciano desaparecido en San Antonio

Getting your Trinity Audio player ready...

Víctor Trezza, jefe de Policía de Canelones, explicó que el funcionario detenido por la desaparición de Carlos Cuadro, en San Antonio, “habría confesado” el homicidio.
De acuerdo a la investigación, la última vez que se vio a Cuadro fue el 5 de abril en un supermercado. Sin embargo, sus allegados presentaron la denuncia recién el 12. Por este caso se detuvo en las últimas horas a un funcionario policial, que era vecino del desaparecido. Este hombre había utilizado una tarjeta perteneciente a Cuadro para hacer un retiro de $30.000 en la ciudad de San Bautista, a unos 15 kilómetros de San Antonio.
Trezza dijo que el policía, de 31 años y con más de 11 años en el Plantel de Perros, dijo ante la fiscal Luján Gómez que “habría ultimado a esta persona”, y dio algunos datos del lugar donde se deshizo del cuerpo.
La Policía buscó durante el viernes en el basurero de la localidad, pero desde el día de la desaparición hasta la fecha pasaron innumerables camiones, y grandes cantidades de basura fueron trasladadas a otras usinas.
La fiscal necesita una semiplena prueba para formalizar al policía y la aparición de los restos de Cuadro sería fundamental. Además, se estudian los rastros biológicos en el vehículo del detenido y en otras de sus pertenencias.

UN PUEBLO LAMENTA SU DESAPARICIÓN

El jueves habló con el informativo Telemundo la sobrina del hombre, Cecilia Botta: «Estamos buscando con Interpol, rastrillamos ya en el pueblo también con perros, con policía técnica, con los de la seccional, vecinos, amigos, con todos los que se han arrimado». «Él era re tranquilo, no se metía con nadie, nunca sentí que haya ido a la comisaría por un problema con vecinos o personas de cualquier manera», detalló Cecilia.
Era jubilado y vivía de las verduras que plantaba en el terreno que tenía. Solía salir a hacer mandados y cada domingo iba al cementerio. Justamente el último día que lo vieron fue allí.
Quien se dio cuenta de su ausencia fue el panadero. Fue a la casa de Carlos el martes 9 y le dejó el pan en la puerta, como lo hacía habitualmente. El viernes regresó y vio que el pan seguía ahí. Fue en ese momento que alertó a su familia. «En la casa estaba todo en orden. Él había salido, como de costumbre, y cerró la puerta», agregó la sobrina.

El Alcalde de San Antonio, Dámaso Pani, se mostró sorprendido por la desaparición. «La verdad que a Carlos Cuadro todo el mundo lo conoce, es una persona de bien», sostuvo. «Estamos asombrados con todo esto que ha pasado y estamos en la búsqueda, todo el pueblo prácticamente podemos decir que vino a apoyar para ver si se puede encontrar», subrayó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *